Tipos de calentamiento deportivo

Share Button

El calentamiento deportivo debe de ser diferente según la condición física de la persona y el tipo de ejercicio que vaya a realizar. Existen muchos tipos distintos, los cuales pueden resumirse en tres grandes grupos: calentamiento pasivo, calentamiento activo general y calentamiento activo específico.

El calentamiento deportivo pasivo es aquel mediante el cual se hace aumentar la temperatura del cuerpo utilizando activos externos: masajes realizados por otras personas, ultrasonidos, baños calientes, baños de vapor…  La ventaja de este tipo de calentamiento es que no es necesario gastar energía, pero como inconvenientes encontramos que la temperatura no aumenta lo suficiente, además de que sólo actúa a nivel físico: no se pone alerta nuestra mente.

calentamiento deportivo pasivo

Muchos científicos y deportistas ponen en duda la eficacia de este tipo de calentamiento deportivo. El masaje sin duda prepara al deportista, pero si el masajista se excede puede causar también cansancio muscular. Por otro lado, el calentamiento en forma de baños o duchas calientes sólo se ha utilizado en nadadores, con resultados prácticamente nulos.

El segundo tipo de calentamiento deportivo es el activo general. Está constituido por ejercicios generales de todo el cuerpo con la intención de activar todos los sistemas de nuestro organismo. Suele estar formado por carreras, ejercicios de fuerza o de movilidad, siempre de baja duración. Normalmente, se lleva a cabo antes del activo específico.

calentamiento deportivo cuello

El último tipo de calentamiento deportivo es el activo específico. Aquí encontramos ejercicios en los que sólo intervienen aquellos músculos que más tarde se necesitarán para realizar la actividad física. Son movimientos similares a los que se harán durante los ejercicios posteriores, pero de intensidad y duración inferiores.

Share Button