¿Por qué elegí la natación como mi deporte?


¿Por qué elegí la natación como mi deporte?
5 (100%) 1 vote

¿Por qué elegí la natación como mi deporte?

Siempre me ha gustado hacer actividades físicas desde pequeño. Hasta porque yo era un niño que estaba por encima del peso y necesitaba ejercitarme.

Mi interés por actividades físicas comenzó con los juegos de infancia y se fortaleció aún más con las clases de educación física en la escuela. Yo jugaba pelota, pedaleaba en bicicleta, practicaba caminata y carrera. Y la natación surgió en mi vida, por curiosidad y ganas de aprender a nadar, lo que se transformó después en una opción complementaria en el tratamiento de una rinitis alérgica y también de problemas que no es sólo niños y jóvenes que practican la natación.

Y acabé descubriendo que el público que busca esa actividad física es muy diversificado y al contrario de lo que muchos piensan, no son sólo niños y jóvenes que practican la natación. > La demanda de adultos por deportes acuáticos ha sido grande y ellos buscan la natación por lo que representa como actividad física, y también por el contacto con el medio en que se realiza, el agua.


Se considera una actividad muy sana por moverse con el cuerpo entero y también por sus aplicaciones de carácter terapéutico y fisioterapéutico además, por supuesto, del placer que proporciona al practicante. Cuando usted entra en el agua el impacto es pequeño que ayuda a reducir el riesgo de lesiones.

Para los niños la natación es más que una actividad física. Es un deporte al mismo tiempo sano es recreativo y para los adultos tiene varios beneficios incluso la posibilidad de competir.

Es un deporte que involucra el trabajo de todas las articulaciones, de miembros superiores, inferiores y el tronco de una manera coordinada. Movimiento todos los grupos musculares, ayuda a reducir la grasa corporal, trabaja su sistema respiratorio, cardiovascular y le hace relajar.

Hay cuatro estilos que tienen en cuenta el posicionamiento del tórax y los movimientos de las piernas y los brazos, son ellos el nado libre, mariposa, pecho y espalda. Y aprender estos estilos representa un gran desafío para quien esta empezando en la natación.

Como cualquier otro ejercicio aeróbico este deporte trae muchos beneficios para la salud. Es excelente para la circulación sanguínea, mejora la respiración, fortalece la musculatura y auxilia en la postura corporal fortaleciendo el organismo como un todo. Esto hace que nuestro cuerpo sea más sano y resistente a las enfermedades.

Es el más antiguo y popular de los deportes acuáticos. Es cierto también que la natación perdió un poco de su espacio para otras actividades físicas. Pero para quien es adepto de esta modalidad ella nunca sale de moda.

Todavía hago mis caminatas, pedaleadas y hasta carreras más ligeras. Pero la natación fue mi mejor opción en términos de deporte, porque, aumentó mi capacidad respiratoria, mejoró mi condicionamiento físico, mi postura, y me ayudó en los problemas del nervio ciático.

Además de todos estos beneficios ya citados, hay todavía la convivencia con nuevas personas. La natación es mi principal actividad física y también una sugerencia para quien quiere cuidar de la salud, mantener la buena forma física y mejorar la calidad de vida.