Mitos y verdades sobre el entrenamiento funcional en las Academias al aire libre


Mitos y Verdades Sobre El Entrenamiento Funcional En Academias Al Aire Libre

¿Ya conoces el entrenamiento funcional? La práctica de ejercicios es uno de los elementos fundamentales para quien quiere una vida con mayor calidad.

Sin embargo, elegir en qué ambiente se realizarán estas actividades físicas y qué tipos de ejercicios se realizarán es igualmente importante.

De esta manera usted podrá trazar sus metas y organizar los entrenamientos de modo a alcanzar los objetivos.

Para quien opta por una academia al aire libre, una de las alternativas es el llamado entrenamiento funcional.

Los entrenamientos funcionales son aquellos realizados con movimientos naturales del cuerpo, sin el auxilio de pesos extras, como ocurre en la musculación.

Como complementos, en los entrenamientos funcionales puedes usar elementos como elásticos, cuerdas, pelotas y pelotas, y, por ejemplo, pasan a tener prioridad en tu cronograma de actividades. los vástagos.

La idea aquí no es enfocarse en el aumento de la masa muscular, sino mejorar el acondicionamiento físico y aumentar la fuerza y ​​la resistencia del cuerpo.

1 – En el entrenamiento funcional usted trabaja una mayor cantidad de músculos

Verdad. En la musculación tradicional realizada dentro de la academia, los pesos hacen que cada ejercicio trabaje con los grupos musculares de forma aislada.

Ya en los entrenamientos funcionales, prácticamente en todos los movimientos usted siempre va a ejercitar más de un grupo de músculos, lo que hace los ejercicios más completos, proporcionando un acondicionamiento físico más amplio.

2 – El Entrenamiento es siempre individualizado

Verdad. Para que un entrenamiento sea considerado funcional, necesita, de alguna forma, adaptarse a su rutina.

Algunos tienen más facilidad para hacer ciertos ejercicios que otros y no todos buscan los mismos resultados.

 3 – Es posible hacer entrenamientos funcionales con foco en la fuerza

Verdad. Hay un mito de que los entrenamientos funcionales no están indicados para aquellos que quieren aumentar la fuerza física. Eso no es verdad.

Es totalmente viable desarrollar un entrenamiento pensado para una academia al aire libre visando la ganancia de fuerza muscular, incluso permitiendo el aumento de masa magra.

La disciplina y la rutina de los entrenamientos traerá buenos resultados para usted.

4 – Entrenamiento Sin Dieta Combinada No Resuelve

Depende. La respuesta en este caso varía de acuerdo con sus objetivos en un entrenamiento funcional.

Si la propuesta es sólo conseguir un mejor acondicionamiento físico, ejercitando su musculatura para evitar los peligros del sedentarismo, entonces incluso si usted no tiene una dieta adecuada para el entrenamiento es muy probable que usted alcance sus objetivos.


Por otro lado, aquellos que quieren ir más allá, ahí sí, van a necesitar mantener el foco en la dieta también.

5 – No hay restricciones para los entrenamientos funcionales

Mito. Así como cualquier otro tipo de entrenamiento, existen sí restricciones para los entrenamientos funcionales.

Antes de comenzar sus actividades físicas, por ejemplo, es extremadamente recomendable que usted haga una evaluación con un médico, que va a indicar si usted es apto al no para la práctica de ejercicios.

Después, hay que ser conscientes de los límites de tu cuerpo y la rutina de entrenamiento no debe forzar algo que no estás preparado para enfrentarte.

6 – La elección del lugar Influencia en los resultados?

Verdad y mito. No es la cantidad de equipos disponibles que hace la diferencia.

De nada sirve que pagar para ir en una academia super completa, pero que esté situada lejos de su casa.

Las posibilidades de que falte en días fríos, por ejemplo, son grandes. Aquí, la mejor decisión es siempre elegir un lugar que esté cerca de su residencia y donde usted pueda ir a pie.

Con la Naturaleza hace Diferencia

Verdad. Una de las grandes ventajas de quien opta por entrenamientos funcionales en una academia al aire libre es el hecho de que en todo momento hay contacto directo con la naturaleza.

Hacer sus ejercicios respirando aire puro, en medio de los árboles y áreas verdes ciertamente le dejará más motivado que si usted está cerrado en un ambiente con aire acondicionado o ventiladores.

 

Base los llamados entrenamientos funcionales.

Para quien busca sólo una actividad física como forma de huir del sedentarismo, ellos son la elección perfecta.

Los atletas que suelen condicionarse con otras actividades físicas, como por ejemplo la carrera, también pueden echar mano de los entrenamientos funcionales como herramienta complementaria.

Por último, aquellos que están en busca de los entrenamientos de fuerza también pueden seguir estrategias de entrenamientos funcionales en gimnasios al aire libre como forma de alcanzar sus objetivos.

Dependiendo del grado de intensidad que se anhela, pueden ser suficientes para aumentar la fuerza física.

En este caso, sin embargo, la dieta debe ser un complemento importante para que los resultados sean aún mejores.

Vale recordar que el confort en la práctica de ejercicios es siempre un factor motivacional decisivo para quien está empezando.

Por lo tanto, antes de invertir su dinero en una academia, inicie su entrenamiento funcional y su condicionamiento físico en una academia al aire libre.

Además de que el costo es cero, usted comienza a tomar la forma de usar algunos equipos y aún aprovecha el contacto con la naturaleza.