Farmacia Doméstica Aprenda Cómo Montar Su


Farmacia Doméstica Aprenda Cómo Montar Su
Califica este Tip

Consejos de cómo montar una farmacia doméstica

Usted sabía que hay mucha gente hace un verdadero stock de medicamentos en su farmacia doméstica, para usar en cualquier síntoma.

Con la excepción de aquellas personas que necesitan tomar medicamentos controlados, no es necesario tener una gran variedad de remedios en casa para enfrentar situaciones comunes del día a día o en algún momento más crítico.

En realidad, el exceso de medicamentos puede llevar al consumo irracional, los desperdicios incluso provocar una automedicación irresponsable, lo que puede provocar el riesgo de exposiciones tóxicas.

Hay muchos medicamentos que no necesitan recetarios médicos y que se utilizan para el tratamiento de algunos síntomas. Y el uso de estos medicamentos, muchos de ellos haciendo parte o no de la farmacia doméstica, reducen un poco la demanda en un sistema de salud ya sofocado.

Pero aún así vale recordar que la automedicación es una práctica que involucra muchos riesgos, pues, ella puede enmascarar una enfermedad más grave, retrasando incluso su diagnóstico así como su tratamiento.

Siendo así antes de hacer uso de cualquier medicamento o medicamento, consulte a un médico o farmacéutico de su confianza.

Y para no exagerar en los tipos y la cantidad de medicamentos que pueden y el más recomendado. En realidad usted no necesita tener una infinidad de productos. Tenga sólo algunos medicamentos básicos y artículos de primeros auxilios para los casos de emergencias.


Es muy importante que todos los medicamentos estén siempre acompañados de sus respectivas bulas.

Muchas personas tienen un hábito bastante común de guardar medicamentos de otros tratamientos y que la mayoría de las veces estos medicamentos son acondicionados de forma inadecuada, y acaban perdiendo su eficiencia.

Medicamentos Básicos De la Farmacia Doméstica Para los casos De:

(En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de los alimentos).

    • Dolor y fiebre: paracetamol, ibuprofeno, dipirona o ácido acetilsalicílico. El paracetamol tiene efectos menos adversos,
    • Digestión difícil: sales de aluminio y magnesio;
    • Nariz entubado: productos con nafazolina, fenoxazolina, oximetazolina y pseudoefedrina (no usar por más de tres días se pueden hacer inhalaciones de vapor o suero fisiológico,
    • Heridas: Antisépticos con yodopovidona y clorexidina funcionan bien con la limpieza del local con agua corriente o con suero fisiológico al 0,9%;
  • Suero fisiológico al 0,9%;
  • Pinza;
  • Termómetro digital;
  • Tijeras con puntas redondeadas.

Más consejos útiles:

  • Guarde todos los medicamentos en un solo lugar, que debe ser seco, protegido de la luz, seguro y que sea d y fácil acceso a todos de la familia, pero fuera del alcance de niños y animales domésticos.
  • Evite guardarlos en lugares como cocina, baño o ambientes con mucha exposición al sol. Una buena sugerencia es el armario en la habitación o en la sala,
  • Tenga siempre cerca un manual de primeros auxilios, para saber qué medida tomar en situaciones de emergencia,
  • Haga una revisión periódica de los medicamentos y de los elementos de primeros auxilios, evitando así hacer uso de algún remedio con vencimiento vencido;
  • Nunca juegue remedios en la basura común. Los medicamentos que tienen una fecha de caducidad vencida deben ser entregados en droguerías o farmacias para su eliminación.

Recuerde que para una vida más sana es preciso practicar actividades físicas regulares y tener una buena alimentación. La salud es un bien valioso y no vale la pena ponerla en riesgo. Evite la automedicación, y en caso de enfermedad, busque siempre un médico.