Crea tu propio gimnasio en casa

Share Button

Muchas personas a las que les gusta hacer gimnasia en casa se han planteado alguna vez la posibilidad de habilitar una habitación o un trastero de grandes dimensiones como sala de entrenamiento donde completar su preparación, hacer estiramientos, tablas de gimnasia, etc.

Las características de esta parte de la casa dependerán de muchos factores, sobre todo arquitectónicos y familiares. Sea como fuere, el local deberá tener la máxima luz y aireación posible, y mucho mejor si tiene acceso directo a un jardín, terrado o terraza, de modo que se pueda trasladar fáculmente alguno de los aparatos de gimnasia. El suelo será preferiblemente de madera o corcho. Este último material amortigua bien los impactos y los ruidos, pero es menos resistente que la madera.

Para conservar el suelo limpio y sin rayar, es aconsejable utilizar un calzado que destinaremos exclusivamente para esta habitación. Si en casa hay niños, es posible que estos utilicen ocasionalmente el gimnasio para algunas de sus actividades, por ejemplo organizar una merienda o una película con los amigos un día de lluvia. En previsión de ello, habrá que prever la instalación de un armario con llave donde se pueden guardar los instrumentos que no queremos que utilicen para jugar, como las mancuernas, los libros de entrenamiento y otros complemento.

gimnasio en casa

Instrumentos para el gimnasio

En las tiendas especializadas se venden muchos productos para el entrenamiento. Quizá nos preguntemos si realmente tiene alguna utilidad o si pronto se convertirán en trastos. Que esto último suceda no depende del precio ni de ninguna otra cualidad del producto, sino básicamente de la capacidad que tenga el usuario para amortizarlo.  A continuación explicaremos una serie de aparatos de gimnasia, en una amplia gama de precios, para poder llevar a cabo todo tipo de ejercicios.

Instrumentos para ejercicios cardiovasculares

Las máquinas para el entrenamiento cardiovascular pueden ser las máquinas de remo y de brazos, la cinta de correr, las bicicletas estáticas o el stepper. Sirven para realizar un trabajo aeróbico de base, ya que mejoran la capacidad respiratoria y favorecen la reducción de tejido adiposo. Son adecuadas para el calentamiento deportivo previo a otros ejercicios de fuerza y de elasticidad. Actualmente, casi todos los modelos permiten un control programado del esfuerzo gracias a las resistencias electromagnéticas que dan la posibilidad de realizar trabajos específicos de fuerza, de resistencia y de otros programas personalizados.

En caso de un uso prolongado de estos aparatos hay que tener en cuenta que el carácter estático de la gimnasia en casa provoca un aumento de la temperatura corporal superior al trabajo en el exterior, debido a la falta de enfriamiento a través del aire. Esto  hace que se sude mucho y que, por lo tanto, sea necesario beber mucho durante el entrenamiento, más que si se realizará la misma actividad al aire libre. Es recomendable también el uso de un ventilador, y llevar siempre una camiseta para recoger la humedad.

El remo

gimnasia en casa remo

Es una máquina interesante si se practica regularmente, ya que se trabajan un gran número de músculos.

La cinta de correr

Se trata de una máquina para caminar y correr sin salir de casa, con un control preciso sobre el esfuerzo, la velocidad, la pendiente, etc. Hay que tener en cuenta que correr en la cinta es un ejercicio muy distinto a correr al aire libre, puesto que se introduce un aparato entre el corredor y el suelo. Esto no ocurre con las bicicletas estáticas, ya que en la bicicleta tradicional también hay una herramienta entre el ciclista y el suelo y el cambio no es tan grande.


El stepper

Se trata de un simulador de escaleras que sirve para muscular las piernas y los glúteos trabajando a la vez el ritmo y la coordinación. Los aparatos más modernos permiten seleccionar programas de distintos niveles y duración, pero su precio es más elevado.

La bibicleta estática

Se trata quizás de la más conocida y fácil de utilizar. Ocupa poco espacio y hay modelos muy económicos. Con ella se puede trabajar la fuerza y la resistencia del tren inferior, piernas y glúteos. Quizá sus únicos inconenientes son la monotonía y la posición de trabajo, demasiado erguida para los aficionados al ciclista.

Hasta ahora hemos hablado de los instrumentos para realizar el entrenamiento aeróbico, pero para poseer un gimnasio completo en casa existen otros instrumentos interesantes.

Banco para abdominales

banco para abdominales

Es una banqueta acolchada con una estructura muy estable, que en uno de los extremos tiene un brazo extensible con dos rodillos para bloquear las rodillas, lo cual permite aislar perfectamente el trabajo del músculo.

La colchoneta

Un elemento indispensable para los ejercicios de suelo. Conviene que sea bastante gruesa para que el trabajo pueda realizarse con la mayor comodidad. Para que no se deforme ni se ensucie, hay que dejarla colgada o apoyada en la pared.

Las mancuernas

Ocupan muy poco espacio y sirven para trabajar la fuerza  de los músculos de los brazos y hombros. Si no quieres comprarlas, puedes seguir nuestro manual sobre cómo fabricar tus propias mancuernas.

La comba

Es un instrumento muy sencillo, pero los beneficios de este ejercicio son muchas, tanto desde el punto de vista cardiovascular como de trabajo muscular de pies, piernas y glúteos.

 

Share Button